info@ibericapens.com

Pluma Estilográfica Montblanc Patrons Of Art Charlemagne 888

6.000,00

La pluma no dispone del embaleje original.
Es nueva y nunca ha sido usada.

Pluma Estilográfica Montblanc Patrons Of Art Charlemagne 888

Cuerpo y tapa en oro blanco retorcido, tapas de los extremos en resina negra, anillos y clip en oro macizo. El anillo central del capuchón y el clip están engastados con tsavoritas (piedras verdes de la familia de los granates).
Meticulosamente tallados, los anillos recuerdan los elementos decorativos carolingios de la catedral de Aix-la-Chapelle, donde el emperador fue consagrado.

1 disponibles

Descripción

Impactos: 39

La pluma no dispone del embaleje original.
Es nueva y nunca ha sido usada.

Pluma Estilográfica Montblanc Patrons Of Art Charlemagne 888

Edición limitada de la colección “Mecenas” (Les Mécènes) comercializada en 2000 en 888 ejemplares en homenaje al rey carolingio Carlomagno *, uno de los más grandes gobernantes de la Alta Edad Media (742-814).

Equipado con plumín Fino en oro bicolor de 18 quilates, grabado con el monograma imperial de Carlomagno y elementos de decoración medieval. Sistema de llenado de pistón.

* Carlos I, conocido como el Grande o Carlomagno (en latín Carolus Magnus, en alemán Karl der Große), rey de los francos, se convierte por conquista en rey de los lombardos y es coronado emperador por el papa León III el 25 de diciembre de 800 en Roma. , elevando una prestigiosa dignidad desaparecida desde el año 476 en Occidente.
Monarca guerrero, amplió notablemente su reino a través de una serie de campañas sucesivas, en particular por la lenta pero sin embargo violenta sumisión de los sajones paganos. Reformador soberano, preocupado por la ortodoxia religiosa y la cultura, protegió las artes y las letras y estuvo en el origen del “renacimiento carolingio”.
Su trabajo político inmediato no le sobrevivió por mucho tiempo. Respetuoso de la tradición germánica en materia de herencia, Carlomagno planeó la división del Imperio entre sus tres hijos. El imperio no fue finalmente compartido entre sus tres nietos hasta el Tratado de Verdún en 843.
Sin embargo, Carlomagno puede ser considerado como el “Padre de Europa” por haber asegurado la reagrupación de una parte notable de Europa Occidental y postular los principios de gobierno que heredaron los grandes Estados europeos.

 

SUBIR